Historial de la raza Montbéliarde

La raza Montbéliarde dio que hablar de ella por primera vez en 1872 cuando Joseph GRABER, ganadero de Couthenans, expuso bajo esta denominación un lote de vacas seleccionadas en el concurso agrícola de Langres.

El reconocimiento oficial, llegó solamente en 1889, gracias a la acción aunada de los ganaderos y de las notabilidades de la región de Montbéliard. Un siglo después, la raza Montbéliarde constituye la casi totalidad de la población bovina de Franche -Comté. También se encuentra sólidamente establecida en todo el este, sudeste y centro de Francia. Incluso ha constituido núcleos importantes en el sudoeste y el oeste. Se exporta a todo el mundo, y en este concepto, ella representa uno de los florones de la ganadería francesa. Su peso en la economía del Franco Condado es considerable, puesto que se encuentra a la base de los ingresos de las explotaciones agrícolas de esta región.


La vache de Berne


La vache comtoise


Taureau Comtois

La ganadería del Franco Condado en el siglo XIX

En la parte baja, las granjas estaban agrupadas en grandes pueblos, las tierras extremadmente parceladas y el prado ocupaban una plaza limitada. Las explotaciones de pequeñas dimensiones tenían en su mayoría recursos complementarios con los acarreos, las actividades industriales o el trabajo de la madera. Las superficies en viña eran considerables y la ganadería poco importante, con un ganado generalmente mal cuidado. Los agricultores mantenían algunas vacas, frecuentemente utilizadas para arrastrar los carros. El ganado era de raza Fémeline, raza utilizada para diferentes tareas, que producía la leche para las necesidades locales, así como animales de carne. Las ferias de Haute-Saône ya habían adquirido una cierta notoriedad y expedían animales tanto hacia Alsace como hacia París.

En la montaña y sobre todo en las planicies superiores del Jura el habitáculo estaba dispersado. El prado siempre ha ocupado un importante lugar con significativas extensiones de pastos municipales y, diferencia esencial con la parte baja, la recogida y transformación de la leche ya estaba organizada en el marco del consorcio de queseros. La riqueza pecuaria existente, de raza Tourache era explotada para la leche, pero suministraba igualmente buenas vacas de tiro apreciadas para el trabajo en bosque y el transporte de la madera. En realidad, la delimitación entre Fémeline y Tourache (seguidamente llamada Comtoise) era bastante incierta, ambas razas no eran muy homogéneas y tenían numerosos bastardos.

Hacia finales de siglo, la situación iba a transformarse en la parte baja de la región. La actividad industrial decayó; la población rural disminuyó de manera considerable y ganaron los eriales. Solamente la pequeña región de Montbéliard se libró de ello, la industria se modernizó y desarrolló y, la agricultura prosperó bajo el impulso de los granjeros Mennonites llegados de Suiza. Estos últimos, gracias a una mejor alimentación y a una selección ya antigua poseían una riqueza pecuaria de mejor conformación y una mejor productividad que el término medio. Disponían de una verdadera raza local caracterizada por la uniformidad de su pelaje, la armonía de sus formas y sus cualidades carniceras.

El nacimiento de la raza Montbéliarde

Esta población bovina había participado en concursos anteriores a 1870 con el nombre de raza Franco-Suiza. Fue en 1872, como ya lo hemos dicho, fue cuando se utilizó la denominación de « raza Montbéliarde » por primera vez. Con este nombre se había presentado un lote por el círculo agrícola de Montbéliard en la Exposición Universal de París en 1889.

Fue reconocido el mismo año y el Herd-Book se creaba el 2 de diciembre de 1889 .Entre las personalidades que desempeñaron un papel importante en el reconocimiento de la raza, cabe mencionar a Gustave CUVIER, presidente del círculo de Montbéliard ; M. BOULLAND, veterinario de Montbéliard, vicepresidente del circulo, y que será el primer presidente del Herd-Book, M. VASSILIERE, inspector general de la agricultura y Jules VIETTE, diputado de Montbéliard y ministro de la agricultura en 1889.

Desde aquella época las opciones tomadas por los fundadores de la raza se revelaron juiciosas y testimonian de un sentido agudo de las realidades económicas. La imagen de la Montbéliarde iba a imponerse rápidamente en su identidad y originalidad. La orientación lechera ha permitido asegurar el abastecimiento de consorcios de queseros que se han desarrollado después de 1900 hasta en las zonas de planicie y, han proporcionado salidas importantes para el suministro de animales a los lecheros del Midi de la France. De este modo, solamente en el año 1910, salieron de la estación de Morteau 4000 vacas lecheras. Este mercado que se extendió a continuación hasta Argelia siguió siendo extremadamente importante para los ganaderos Montbéliards hasta los años 50.

De hecho, muy rápidamente la raza Montbéliarde se impondrá en toda la parte montañosa del Doubs. Recibió la ayuda de los ganaderos del Val de Morteau, quienes bajo el impulso de Joseph MAMET de Fins y con la creación de los sindicatos de ganadería, iban a darle sus verdaderas letras de nobleza.


"Beauté" de Francis Mamet, Les Fins (Doubs):
1º en el Concurso General de animales reproductores de París en 1914.
Los sindicatos de ganadería

Los sindicatos de ganadería han sido las células de la mejora de la riqueza pecuaria durante medio siglo hasta la creación de los centros de inseminación artificial.

Su promotor, Benjamin KHOLER, profesor de agricultura en Montbéliard, y seguidamente director de la Escuela Lechera de Mamirolle, había estudiado su funcionamiento en Suiza y Alemania. Los dos primeros sindicatos de ganadería del Doubs, y sin duda alguna de Francia, fueron creados en 1901 en Grand-Charmont bajo la iniciativa de M. VERNIER, profesor, y en Fins bajo la presidencia de Joseph MAMET. M. MAMET se convertirá en uno de los principales nombres de la ganadería Montbéliard. En 1903, fue creada una asociación general de los sindicatos de ganadería, y a partir de 1910 bajo la presidencia de Benjamin KOHLER, asistido por 3 vicepresidentes : Joseph MAMET, M. GOGUEL-FERRAND y Louis BOLE, se establece con bases sólidas y adquiere verdaderamente su amplitud. El papel de los sindicatos resulta primordial en la elección de los toros de apareamiento público, el registro de las montas y de los nacimientos, la gestión del estado civil de los animales, completado por controles de conformacion. La asociación general convertida en UNION DE LOS SINDICATOS DE CRIA DEL DOUBS preconiza y organiza a partir de 1914 el control lechero y se ocupará de su gestión en el Doubs hasta 1963. La acción de Francis MAMET, ganadero en Fins y presidente de la Unión de 1934 a 1956, fue preponderante en la divulgación y desarrollo de esta técnica.

EL Herd-Book Montbéliard

Creado el 2 de diciembre de 1889 , su sede social se había fijado en Montbéliard y su circunscripción comprendía el distrito de Montbéliard, el teritorio de Blefort y dos cantones de la Haute Saône. Se extendió rápidamente a los cantones de Morteau y de Pierrefontaine-les-Varans, y a continuación al conjunto del departamento del Doubs. Su primer presidente fue M. BOULLAND, veterinario, vicepresidente del círculo de Montbéliard. Tras una reorganización que tuvo lugar en 1905, M. GOGUEL-FERRAND se convertía en presidente con Joseph MAMET y Edmond NETILLARD como vicepresidente. Este último, ganadero en el país de Montbéliard, subió a la presidencia en 1912 y la conservó hasta su muerte en 1933. En 1912 igualmente Alphonse FARINES, profesor en la Escuela lechera de Mamirolle, ocupó el cargo de secretario suplente de M. BOUTEILLER, profesor en Dung que ocupaba este puesto desde 1907. Desde su creación el Herd-Book ha llevado el libro del joven ganado registrando las declaraciones de nacimiento e inscripciones de los animales adultos que eran marcados en el momento de los apareamientos de animales.

Los sindicatos locales eran los intermediarios entre los ganaderos y el Herd-Book. En 1910 la Haute-Saône se integró en la circunscripción del Herd-Book. Durante la guerra de 1914-1918, la actividad del Herd-Book es interrumpida. Se reconstituye a continuación con una nueva estructura y, en 1920, el centro de gravedad de la raza se desplaza hasta el Haut-Doubs, su domicilio social es transferido a Besançon. La área geográfica ya no está limitada, podía extenderse por todas partes en donde estuviese presente la Montbéliarde. Alphonse FARINES había conservado el secretariado; a su muerte en 1925 fue reemplazado por Louis ROY que le sucedió igualmente como director de la Escuela de Mamirolle. En 1925 el Herd-Book inscribía 878 animales, entre los cuales 266 machos. En 1939 el número de inscripciones alcanzaba 2 000 , entre los cuales 400 machos. El Departamento del Doubs sigue siendo, con mucho, el primer departamento Montbéliard. En 1939 se inscriben en él un poco más de la mitad de toros y dos terceras partes de vacas. En 1937, durante la Junta General del Herd-Book, se habla por primera vez de la inseminación artificial a partir de una prueba lograda por un veterinario en un centro de cría del Haut-Doubs. En 1933 Louis ROY se convierte en presidente. Al año siguiente, contrata al primer gerente a a jornada completa en la persona del coronel MERCIER. Nombrado muy pronto director, éste último permanecerá en actividad hasta en 1946.. En 1940 M. ROY fue movilizado, cede la presidencia a Fernand RAGUIN, ganadero de Neuvelle-les-Cromary. Louis GARAPON, director emérito de los servicios agrícolas del Doubs, será presidente de 1942 a 1950 y Louis ROY ocupará de nuevo su puesto en 1950. Jean-Baptiste PACALON, director de 1946 a 1977, dará prueba en Herd-Book de un dinamismo técnico cierto y reforzará su papel en la mejora de la raza. En 1956, Joseph MAMET, ganadero y nieto del fundador del sindicato de Fins, sucede a Louis ROY y es elegido presidente del Herd-Book. Hasta en 1980 será el jefe de fila indiscutible de los ganaderos Montbéliards, participando con éxito a todos los concursos de la raza, pero asimismo un dirigente escuchado y respetado, sabiendo defender con fe y convicción sus ideas.

Luego, entre 1980 y 1994, Alfred Jeanningros fue presidente antes de entregar a Victor Jeannot, y Claude Taillard (en 1997). Este último tuvo la enorme tarea de poner en marcha la organización de la tan esperada nueva generación, el sistema operativo Montbeliarde.

El O.S. Montbéliarde

Esta asociación, cuyo objetivo es reunir a toda la fuerza vital de la raza Montbéliarde, vio por primera vez la luz del día en 2007 y se hizo cargo de todas las actividades relacionadas con el Herd Book Montbéliard y del GIE Montbéliard (asociación para el desarrollo de los intereses económicos). Una estructura sólida, con un equipo técnico que trabaja en nombre de todos los criadores Montbéliarde franceses y extranjeros, que está presidido por René Morel, criador en la región de Doubs. La organización de la O.S. Montbéliarde tiene su propia página específica en este sitio (véase el menú).